Milk Replacer Shake-up Un sacudón a los sustitutos lácteos

April 7, 2010 06:26 AM
 


 partir de agosto, los productores lecheros y criadores de becerras no podrán comprar sustitutos lácteos que contengan Neomicina-Terramicina, composición 2:1 que hasta el momento funcionaba muy bien. Era algo que se veía venir.

Años atrás, durante el 2003, la agencia oficial encargada de la aprobación de alimentos y drogas (Food and Drug Administration) dijo que la proporción 2:1 podría ser removida del mercado debido a la carencia de una "substancial evidencia de efectividad”.

Pero la agencia brindó a la industria tiempo para que pudiera responder, y finalmente, el 13 de agosto del 2009, reglamentó la decisión final de sacar del mercado la proporción 2:1. Luego le dio a las compañías fabricadoras de alimentos para animales otro año para organizar sus inventarios.
Nutricionistas y veterinarios dicen que esto podría, dependiendo de la situación, llegar a ser un tema importante para los criadores de becerras. Alrededor de un 55% a 65% de los sustitutos lácteos contienen actualmente la proporción 2:1 de Neo-Terramicina.

"La mayoría de los productores lecheros que suministran estos sustitutos lácteos medicados lo están haciendo como una medida para prevenir diarreas”, dice Tom Earleywine, director de los servicios de nutrición de Land O'Lakes Animal Milk products.

"En las investigaciones que hemos efectuado, comparando sustitutos lácteos medicados de los no medicados, hemos notado que el agregado de la medicación no representa una ventaja consistente o significativa, especialmente cuando las becerras son alimentadas con alimentos de buena calidad”, explica.

A una dosis baja, proporción 1:1 de Neo-Terramicina, la droga aun seguirá estando disponible. Para una alimentación continuada la cantidad total del combo de la droga no debe exceder los 0,05 a 0,1 miligramos por libra de peso corporal, explica Earleywine. La efectividad de este nivel de dosis probablemente será sospechosa debido a que las tasas de inclusión podrían no ser suficientes para contrarrestar las infecciones.

"Parecería que no existieran productos aptos para suministrar en forma continua que puedan reducir significativamente tanto la intensidad como la duración de las diarreas” dice Sam Leadley, veterinario experto en becerras que trabaja en la Attica Veterinary Associates en Nueva York.

Para el tratamiento de la enfermedad se pueden suministrar diariamente con el alimento 10 mg/lb de peso corporal, pero solamente durante 7 a 14 días en becerras de hasta 250 libras de peso.

Las empresas podrían optar por no ofrecer estas dosis altas debido a temas legales relacionados con la ocurrencia de residuos. Si así lo hicieran, podrían ofrecer solamente en forma separada, en sobres, para ser luego incorporado al sustituto lácteo durante las dos primeras semanas de vida.

Lo que esto significa es que los criadores de becerras que han venido apoyándose en sustitutos lácteos medicados tendrán que ajustar el manejo para asegurar que las becerras estén bien alimentadas y protegidas de la exposición bacteriana:
 

  • Asegurase de que las becerras recién nacidas reciban cuatro litros de calostro tan pronto como sea posible.
  • Mantener las becerras recién nacidas lejos del estiércol de vacas adultas.
  • En forma estacional ajustar las tasas de suministro de los sustitutos lácteos para asegurar una nutrición adecuada.
  • Monitorear mediante análisis de laboratorio los niveles bacterianos en el calostro y en los sustitutos lácteos.
  • Mantener limpio el equipo de suministro de alimento.
  • Considerar agregar un coccidiostatico durante las últimas dos semanas del suministro del sustituto lácteo para ayudar a las becerras durante el estrés del destete. Si la coccidiosis se mantiene a raya, le dará a la becerra mas reservas para combatir una exposición a Cryptosporidium.
Back to news

Comments

 

Rate this News Article:

Spell Check

No comments have been posted to this News Article

Close