Problemas con la Tuberculosis TB Troubles

October 12, 2008 07:00 PM
 

Luego de que este año tres hatos de California resultaron positivos a la tuberculosis bovina el Departamento de Agricultura de los EEUU (USDA) bajó el estatus sanitario de dicho estado para esta enfermedad pasándolo de "Libre con Acreditación” a "Acreditado Modificado Avanzado”.

Dos de los tres hatos afectados fueron evaluados contemplando esta enfermedad bacteriana, indemnizados y despoblados, dice Larry Hawkins, especialista en relaciones publicas de los Servicios de Inspección Sanitaria Animal y Vegetal (APHIS) del USDA.
 
Bajo su programa de indemnización, el USDA pago en agosto un total de $10 millones a las dos fincas lecheras que mandaron sus hatos a sacrificio, dice Brian McCluskey, director de los servicios veterinarios para la Región Occidental del USDA-APPHIS. Un hato totalizaba 4.300 cabezas; el otro 750 cabezas.
 
La tercer finca lechera afectada, con 13.000 vacas, mantendrá su hato y estará sujeto a pruebas para detectar la enfermedad, dice McCluskey. Las negociaciones respecto al plan para el hato estaban aun en tratativas en septiembre.
 
Los tres hatos están localizados en el condado de Fresno en el Valle Central, centro de la producción lechera de California.
 
"No hace falta decir que este evento es dramático,” dice el propietario de una de las tres granjas lecheras afectadas.
 
Como parte de la investigación que esta siendo llevada a cabo en California desde que la Tuberculosis Bovina fuera detectada en enero, ya se han sometido a pruebas diagnósticas 132 hatos y 164.500 cabezas de ganado lechero, dice McCluskey. Están siendo analizados además otros 150 hatos de California, que potencialmente incluirían ganado de carne.
 
La caída en el estatus sanitario implica que, para la movilización de animales, serán impuestos requerimientos adicionales sobre la industria ganadera de California.
 
Los esfuerzos destinados a erradicar del estado esta enfermedad contagiosa del ganado son compartidos por el APHIS y el Departamento de Alimentos y Agricultura de California (CDFA).   

Pruebas diagnósticas para la tuberculosis bovina


Tenga en cuenta que si la amenaza de la tuberculosis bovina se hace realidad habrá mucho para examinar y esperar.
 
Las pruebas de diagnostico para esta enfermedad pueden ser tediosas si su hato resulta positivo o su estado pierde su condición de libre de tuberculosis.

Si un hato es clasificado como afectado con tuberculosis bovina y no es despoblado, el mismo permanece en cuarentena. El hato afectado debe después cumplimentar al menos ocho pruebas negativas en un mínimo de cuatro años. Luego de que la cuarentena se haya levantado, el hato debe además cumplimentar con dos pruebas negativas anuales.
 
Las regulaciones federales requieren un periodo de espera de dos años antes de que un estado pueda recuperar su estatus de "Libre de Tuberculosis”, sin que haya mas pruebas positivas luego de que se haya despoblado el último hato afectado. Si no son despoblados todos los hatos afectados, se necesita un periodo de espera de dos años luego del levantamiento de la cuarentena del último hato afectado. 
 
La enfermedad generalmente toma años en manifestarse. Mientras que algunos animales pueden arrojar resultados positivos a las pruebas en seguida, otros muestran cierto grado de reacción a las mismas, lo que significa que son sospechosos. Algunos animales pueden estar expuestos a la enfermedad y mostrar sintomatología recién meses o años mas tarde.
 
Cuando una lechería es confrontada con el espectro de la tuberculosis bovina, enfrenta la decisión de mandar su hato a sacrificio, o remover los animales reaccionantes positivos a la enfermedad y continuar con un régimen de pruebas de diagnostico para la tuberculosis en el resto del hato.
 
"Esto puede tomar años y es costoso”, dice Larry Hawkins del USDA-APHIS. "Es más, hay que ser muy cuidadoso con los movimientos tanto hacia adentro como hacia afuera del hato”.
 
A veces un productor encuentra que es preferible despoblar, de manera tal que él o ella pueden retornar al normal funcionamiento del hato, dice Hawkins.
 
Para detectar la tuberculosis bovina, inicialmente se efectúa la prueba ano-caudal con una inyección en el pliegue de la cola. La lectura para ver el resultado se realiza a los tres días. Si aparece una reacción en la piel del sitio de la inyección se proceden a efectuar pruebas complementarias. 

La fuente del reciente brote de tuberculosis en California no ha sido aun identificada. El genotipo del asilamiento efectuado en el primer hato afectado tiene mas similitud con los aislamientos efectuados en animales de engorde a corral del Sur Oeste, muchos de los cuales tienen su origen en México, dice el CDFA. Los resultados preliminares indican que las infecciones del primer y el segundo hato no están relacionadas. El movimiento de un animal infectado desde el primer hato llevó en forma directa la infección hacia el tercer hato.
 
Durante el verano comenzó a correr el rumor de que la enfermedad en el ganado pudo haberse diseminado a partir de personas infectadas. Aunque luego el CDFA dijo que no hay evidencias de esto, McCluskey manifestó que, potencialmente, podría existir la transmisión de M. bovis desde los humanos al ganado, por lo cual esto debe ser considerado como una fuente potencial en cualquier investigación.

Además agregó que "Aun estamos uniendo las piezas para poder tener el panorama completo”.
 
El brote de TB bovina de California fue identificado primero en un animal solo durante pruebas de rutina en un frigorífico. Investigaciones posteriores identificaron dos hatos más, cada uno de estos con un animal infectado.
 
El desplome de categoría de California es un requisito establecido en el Código de Regulaciones Federales del USDA, ya que al menos dos hatos afectados de tuberculosis fueron detectados dentro de un periodo de 48 meses.
 
Expertos en el control de enfermedades animales del CDFA están trabajando junto con el USDA para evaluar la posibilidad de que el estado de California tenga un estatus sanitario que se podría definir como de "doble-estado”. En esta propuesta, el condado afectado estaría regionalizado y sujeto a esfuerzos intensivos para erradicar la enfermedad, dejando que el resto de California pueda retornar a la normalidad bajo el estatus sanitario de Libre con Acreditación.
 
California había recuperado su estatus de Libre con Acreditación en abril del 2005, dos años luego de perder esta designación debido a un brote de tuberculosis ocurrido en los condados de Kings y Tulare.


El estado de Nuevo México busca recuperar el estatus sanitario de "doble-estado” respecto a la Tuberculosis Bovina

El estado de Nuevo México busca recuperar el estatus sanitario de "doble-estado” luego de que el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS) del USDA bajara de categoría dicho estatus sanitario para todo el estado respecto a la tuberculosis bovina el 11 de septiembre poniéndolo como Acreditado Modificado Avanzado (MAA).

Nuevo México desea que para noviembre el USDA reinstale nuevamente su designación con estatus de doble estado- Libre con acreditación y MAA- debido a que la mayor parte del ganado de ese estado se mueve durante el otoño, dice Myles Culbertson, director ejecutivo del Consejo Ganadero de Nuevo México, una agencia estatal.
 
"Esperamos tener el resto del estado liberado durante la temporada de movimientos de animales” dice Culbertson. "Cosa que dudo porqué para los tiempos de una agencia federal esto sería muy rápido.”
 
El estatus sanitario clasificado como MAA requiere una prueba de tuberculosis negativa e identificación oficial para todo el ganado de cría que deje el estado. Requisitos más exigentes podrían ser además requeridos por otros estados que importen ganado de Nuevo México.
 
Nuevo México poseía un estatus sanitario de doble-estado -–libre y MAA—para esta enfermedad antes de la decisión tomada en septiembre. La pequeña zona con el estatus MAA incluía los condados de Roosevelt y Curry en la zona oriental del estado. La decisión del USDA de septiembre puso a todo el estado dentro de la categorización MAA.
 
Nuevo México tiene más de 1,5 millones de ganado y becerras, incluyendo 340.000 cabezas de ganado lechero. Mitad de las granjas lecheras del estado y más de un tercio de sus vacas están ubicadas en los condados de Roosevelt y Curry. El estado está en el séptimo lugar respecto a la producción láctea de los EEUU. El tamaño promedio de sus hatos es de 3.700. 
 
Respecto a los deseos del estado de recuperar su categoría de doble-estado Culbertson manifiesta que "nosotros podemos proveer vigilancia, monitoreo y control de movimientos”

Mas aun, agrega él, en Nuevo México existe riesgo cero a bajo para la tuberculosis bovina.

"Es realmente importante recordar que no existe caso alguno de Tuberculosis Bovina que nosotros estemos al tanto” dice Culbertson.
 
El caso de TB hallado en 2008 se trató de "una vaca sola y misteriosa” dice, que había sido adquirida en un remate y transportada hacia un establecimiento de engorde a corral en el área de Clovis. En las detecciones de TB del 2007 cerca de 40 vacas provenientes de de una granja lechera con dos hatos en el este de Nuevo México arrojaron análisis positivos. Los dos hatos totalizaban cerca de 6.000 animales y fueron despoblados.
 
Desde dichos hallazgos más de 100.000 vacas, la mayoría lecheras, han sido analizadas, dice Culbertson. Y las pruebas de diagnóstico continúan.
 
La recategorización de septiembre fue "necesaria a los fines de reducir las chances de diseminar la tuberculosis por los Estados Unidos” dice el APHIS en su resolución interina del Registro Federal.
 
El USDA tiene cinco niveles o categorías para la clasificación del estatus sanitario de los estados o zonas con TB bovina.
 
Los dirigentes ganaderos de Nuevo México estiman que la recategorización MAA les costará a los productores lecheros $6 millones en concepto de costos por las pruebas de diagnóstico, los requisitos para los movimientos de hacienda y el valor en el mercado.

"Por supuesto, nosotros odiamos esta nueva recategorización,” dice Sharon Lombardi, directora ejecutiva de la Asociación de Productores de Leche de Nuevo México.
 
Lombardi se sintió decepcionada de que el USDA haya puesto a todo el estado bajo el paraguas de la nueva categoría respecto a la Tuberculosis,”dado que nos tomó tanto tiempo lograr el estatus de doble-estado” luego de las detecciones del 2007. Tanto Lombardi como muchos otros de los productores que ella representa sospechan que la fuente de la tuberculosis bovina detectada podría ser novillos de lazo para rodeos provenientes de México. Estos animales entran a los EEUU demasiado fácil, dice ella, agregando que "el USDA no está protegiendo nuestro ganado en los EEUU”.

El gobernador de Nuevo México Bill Richardson se sumó a la industria ganadera del estado oponiéndose a la pérdida del estatus sanitario de doble categorización. Richardson le solicitó en septiembre al secretario del USDA Ed Schafer que expandiera la zona MAA de los condados de Roosevelt y Curri en lugar de bajar de categoría al estado de Nuevo México en su totalidad.
 
"Nosotros tenemos los recursos, la autoridad del estado y la capacidad como para controlar este problema en forma efectiva” remarcó Richardson.

Debido a sus extensiones de 200 millas o más sin ciudades, hatos o infraestructura, una categorización para la tuberculosis de doble-estado funciona mejor para Nuevo México que para otros estados dice Lombardi.
 
Para obtener más información visite http://www.nmlbonline.com/index.php?id=16.


Back to news

Comments

 

Rate this News Article:

Spell Check

No comments have been posted to this News Article

Close