Two Barns, Two Approaches dos establos, dos enfoques

December 5, 2008 06:00 PM
 

Cuando Randy Pater buscaba, allá por el 2005, nuevas ideas para los establos, se hizo un viaje de tres horas hacia Dakota del Norte para ver el establo con ventilación cruzada por primera vez construido para vacas lecheras.

Al productor lechero de Pipestone, Minn. Le gusto lo que vio, y pensó que no tenía que seguir mirando ningún otro tipo de establo. "Me sorprendió lo suficiente como para decidir que el establo con ventilación cruzada era lo que yo quería edificar”, dijo Pater.

Comenzó a construir su propio establo de 8 hileras y de 210' X 390' con ventilación cruzada en Marzo del 2007. Cinco mese después ya estaba listo para poner allí su primer grupo de vacas para llenar el establo con 600 puestos.

Y tal cual como le pasó con su viaje, desde entonces no volvió a mirar para atrás. Para cuando nosotros lo visitamos en septiembre, Pater estaba promediando las 83 lb/vaca/día con sus 600 vacas. Las vacas son ordeñadas 3 veces por día, con un 60% de ellas dándoles BST y un promedio de 180 días en leche.

"El establo con ventilación cruzada nos permitió mantener la producción durante el verano. Casi no tuvimos perdidas de leche” dice Pater. Los servicios también anduvieron bien, con tasas de preñez durante los últimos doce meses que estuvieron en promedio un 20% y cayeron solo a un 18% durante los meses del verano.

"Nosotros podemos, con el nuevo establo, llegar a tasas de preñez tan altas como de un 24%” dice él. "En el establo viejo, un establo a sitios libres con una pobre ventilación, a veces durante Julio y Agosto nos la veíamos difícil con los servicios”, dice.

En el viejo establo, durante los días más calurosos, las vacas se agrupaban empeorando el estrés calórico. "en el establo nuevo, no hay nunca agrupamiento”, dice Pater. Y con vientos de velocidades que van desde las 3 ½ MPH en los pasillos de alimentación hasta las 6 ½ MPH debajo de los deflectores ubicados sobre los sitios, las moscas no representan ninguna molestia. "No gastamos nada en el control de las moscas” dice.

El establo de Pater consiste en ocho corrales, cada uno de estos de tamaño tal que puede albergar 80 vacas. El primer corral fue diseñado como el corral de las vacas recién paridas, cinco corrales para los grupos en servicio y dos corrales para las vacas al final de su lactancia.

Las vacas secas son alojadas en el edificio viejo adonde paren, en donde la sala con seis bajadas dobles sirve como sala hospital de la lechería. Las vacas recién paridas son alojadas allí hasta que su leche sea apta para la venta, y las vacas enfermas son transportadas hacia ese establo para ser tratadas.

La sala de ordeñe nueva, con 12 bajadas en paralelo, tiene capacidad para ordeñar a las 80 vacas de cada corral en 45 a 50 minutos. La existencia de pequeños grupos hace que las vacas estén lejos del alimento y de las camas menos de una hora tres veces por día. Los pequeños grupos también traen aparejado un manejo de las vacas más sencillo. "No necesitamos estar dividiendo los grupos de vacas porque es fácil identificar a una de ellas de un grupo de 80”, dice Pater.

Los paneles refrigerantes sobre el lado oeste del establo cumplen las funciones de entrada de aire y de acondicionador de aire para el edificio. Durante el invierno, Pater baja las cortinas que están del lado de afuera de los paneles para prevenir el movimiento de aire a través de los paneles y de ahí directamente hacia las vacas. Para el invierno hay una entrada de aire fresco de 4” arriba de los paneles de los refrigerantes.

Hay treinta y seis ventiladores de 52” sobre el lado este del edificio para empujar el aire a través del mismo.

Cuatro juegos de deflectores metálicos corren a lo largo de todo el edificio y caen desde el techo sobre las hileras de las cabeceras de los sitios. El objetivo de los deflectores es mantener sobre las vacas el aire enfriado que se ventila. Sin éstos el aire simplemente se movería del suelo hacia el techo a través de todo el interior del edificio, reduciendo el efecto de refrescar a los animales.

El número de ventiladores funcionando en cualquier momento dado depende de la temperatura reinante en el exterior. El verano que acaba de pasar, cuando las temperaturas llegaron a ser mayores de 90¢ªF y con todos los 36 ventiladores funcionando, la temperatura en el establo subió solo hasta los 78¢ªF. ”Los paneles proveen una refrigeración realmente barata debido a que el agua que empleamos recircula”, dice Pater.

Luego del primer año funcionando no ha acumulado sarro sobre los paneles. Pero Pater está notando que algo de sarro se está empezando a formar este año, lo que podría reducir el poder de absorber agua de los paneles y la eficiencia de la refrigeración. Por esto él esta considerando tratar el agua para reducir la formación de sarro.

Pater tiene 24 de los ventiladores calibrados para que se enciendan a diferentes temperaturas. Los 12 restantes los controla manualmente cuando descienden las temperaturas exteriores.

El número mínimo de ventiladores que él deja funcionando es cuatro durante las noches de invierno, y deja ocho ventiladores andando durante los días de invierno cuando los vehículos para sacar el estiércol y los que reparten el alimento están funcionando dentro del establo.

Las temperaturas de éste invierno pasado bajaron hasta menos 20¢ªF. "En las noches adonde el frío fue mas brutal, lo mas bajo que bajó la temperatura dentro del establo fue a 28¢ªF,” dice. "Algo del estiércol en los pasillos se congeló, pero lo pudimos retirar con los tractores con palas de goma.”

Pater utiliza arena para las camas. Un pequeño tractor arrastra el estiércol hacia una tubería subterránea que lo conduce a una laguna de sedimentación a unos 400´ del establo. "Hasta en esos días y noches tan fríos, el canal de sedimentación que va por la tubería subterránea siguió activo; tenía una capa de hielo por encima, pero seguía corriendo estiércol por debajo del mismo” acota.

El canal de sedimentación permite que las partículas de arena mas pesadas se vayan para el fondo en el transcurso de los 400'. Pater dice recuperar y reutilizar alrededor del 90% de la arena.

Con todo esto dicho, Pater está contento con el desempeño del edificio. "Tuvimos algunos casos de neumonía el otoño pasado cuando nos mudamos al establo, pero estamos vacunando contra Salmonella cada seis meses, y creo que hemos eliminado el problema,” dice.

El establo también esta diseñado para poder expandirse en el futuro. Todos los corrales dan a un pasillo central que da a la sala de espera de la sala de ordeñe. Pater podría duplicar su capacidad simplemente con levantar un segundo establo hacia del lado este y adosarlo al pasillo central. (La sala de ordeñe podría expandirse hacia el lado oeste.)

La disposición de los dos establos sería al revés. Esto significa que los extractores de cada establo estarían uno en frente del otro de modo tal que el aire viciado del establo original no pasaría por el establo nuevo.

Establo de 3.000 vacas

Construido para 40 años de vida útil

Si Randy Pater se jugó con su establo de ventilación cruzada para 600 vacas, Lynn Boadwine y Scott Helmer doblaron sus apuestas con su establecimiento con ventilación cruzada para 3.000 vacas en Garretson, S.D.

El establo está a menos de 20 millas de la ciudad mas grande de Dakota del Sur, Sioux Falls, y está incluido dentro del condado de Minnehaha. Gracias a los buenos conocimientos en administración de Boadwine demostrados en otro establo con ventilación cruzada de 2.000 vacas en Baltic, S.D, les permitió a Boadwine y Helmer asociarse y construir el establecimiento de Garretson sin mayores problemas.

Este establo para 3.000 vacas se levantó el verano pasado, y la primera vaca que se mudó al establecimiento fue en Agosto.

Este establo de 10 filas tiene 256' de ancho por 700' de largo.

Las vacas están alojadas en grupos de 320 animales y son ordeñadas en una sala de ordeñe doble 40 paralelo, la que puede ser expandida a una doble 45. El establecimiento también tiene una sala de ordeño hospital y un área de tratamientos.

El establecimiento consiste en dos establos, con los extractores enfrentados que dan a un pasillo central externo.

Los ventiladores de 55” tienen motores trifásicos de 2 hp. Paneles de enfriado tapizan la pared norte del establo norte y la pared sur del establo sur. Las paredes, el techo y hasta los postes de acero que sostienen el techo están recubiertos por una espuma de células cerradas en aerosol de ¾” a 1” de espesor. Este sistema de aislamiento, que provee una R de 6,5/pulgada, no es nada económico dado que cuesta 60¢ el pie cúbico.

Pero ese aislamiento ayudará a prevenir la condensación, y por lo tanto también la corrosión de las vigas de acero, postes, techo y paredes.

"Queremos que este sea un establo que dure 40 años,” dice Boadwine. "Es por esto que también revestimos los postes de acero.”

Un corredor para vacas de 24' corre a lo ancho de ambos edificios por el lado oeste, y las vacas deben hacer un giro de 90º hacia la derecha o hacia la izquierda para entrar a la sala de espera. Pero el pasillo al ser tan ancho permite que los vehículos de trabajo puedan ir de corral en corral sin tener que abrir ninguna puerta. Eso tiene dos beneficios:

Primero, cada vez que se abre una puerta, se interfiere con la circulación del aire en el establo. Y aunque estos momentos son relativamente pocos, se puede interferir con la refrigeración durante el verano y permitir la entrada de viento helado durante el invierno.

Segundo, cuanto menos veces se tengan que abrir las puertas, menos son las probabilidades de que la misma sea dañada por los equipos mientras los mismos entran o salen del edificio. "La peste de las puertas,” como es conocido entre los veteranos de los establos de ventilación cruzada, es uno de los problemas de mantenimiento que este tipo de establos traen aparejados.

Boadwine y Helmer también utilizan arena para las camas. El estiércol junto con la arena son arrastrados a una cañería en el centro de cada establo, donde es transportado a un edificio en el cual se encuentra el desarenador.

Esta estructura nos asegura que todos los equipos mecánicos funcionan todo el año. "Además, los corredores para la arena nos hubieran costado US$300.000 solamente para excavar la tierra,” dice Boadwine.

Y esta estructura le permite a Helmer volver a utilizar la arena rápidamente, hasta con las bajísimas temperaturas invernales de Dakota del Sur, que hace que la arena se transforme rápidamente en concreto. El establecimiento tiene capacidad para almacenar 52 millones de galones de agua de desagüe, divididos en un sistema de 4 lagunas.

Todo esto por supuesto tiene su precio. Boadwine estima que el sistema de separación tuvo una inversión de US$265/vaca.

"El sistema esta construido en forma tal que si algo falla no nos quedemos sin opciones,” dice. "No hay nada peor que falle el sistema de desagote de estiércol con 3.000 vacas.”

Boadwine y Helmer terminaron de llenar el establo el otoño pasado. Pero están muy entusiasmados con su potencial.

"Estuvimos en nuestro otro establecimiento por un año,” dice Boadwine. "Tuvimos que sobrepoblarlo en mas de un 20% durante el verano mientras esperábamos que se terminara este establo. Aun mismo durante el verano, no se vieron afectadas ni la producción ni las células somáticas.”
Back to news

Comments

 

Rate this News Article:

Spell Check

No comments have been posted to this News Article

Close