Calcium Deficit Deficiencia de calcio

May 15, 2009 07:00 PM
 

Mientras que muy pocas vaquillas de primera y segunda parición padecen de fiebre de leche, el 25% de las vaquillas de primera parición pueden estar padeciendo una hipocalcemia subclínica, y más de la mitad de las vacas con más de dos lactancias, también.

"Al parto, las vacas pueden movilizar hasta nueve veces más calcio de lo normal para la producción de calostro,” nos dice Bob Corbett, veterinario de la Dairy Health Consultation, de Spring City, Utah.

Esa pérdida de calcio hacia el torrente sanguíneo, que es fundamental para el funcionamiento muscular y el sistema inmune, lleva a unos cuantos problemas luego del parto. Puede haber disminución de la contracción muscular, resultando en más placentas retenidas, una involución uterina más lenta y aún más desplazamientos de abomaso.

"Un tracto gastrointestinal más perezoso resulta en una disminución de la ingesta de materia seca,” nos dice Corbett. "Aquellos animales que están en balance energético negativo severo tampoco tienen la [energía y proteína] para responder tan efectivamente ante la invasión de patógenos, y en general manifiestan problemas con las enfermedades infecciosas en la lactancia temprana.”

El calcio también juega un rol integral en el sistema inmune, y forma parte de la comunicación intracelular de los glóbulos blancos. "Los glóbulos blancos de los animales que padecen hipocalcemia no pueden responder como deberían ante la invasión de patógenos,” nos dice Corbett. Y las vacas con hipocalcemia tienen más probabilidades de desarrollar cetosis debido a una disminución en el consumo de materia seca.

Los niveles de calcio, antes del parto, bajan por tres razones:

• El consumo de materia seca disminuye dramáticamente a medida que las vacas secas van pasando de grupo en grupo justo antes del parto.

• El esqueleto del becerro está creciendo rápidamente en las tres semanas previas al parto, extrayendo calcio de la madre para formar los huesos.

• La vaca moviliza calcio para producir calostro para su becerro. Este proceso comienza hasta cinco semanas antes del parto.


Para asegurarnos de que las vacas están manteniendo un nivel adecuado en el consumo de materia seca durante el periodo seco, Corbett dice que es fundamental que las vacas estén tres semanas en el corral pre parto.

Corbett resumió los datos tomados de cinco hatos de sus clientes totalizando 13,000 vacas. Cada día extra que la vaca permanecía en el corral pre parto equivalía a otras 1,000 lb. de leche por lactancia.

Es también fundamental que tanto los corrales pre parto como los post parto tengan suficiente espacio en los comederos. Corbett recomienda una densidad de carga del 80% en los corrales tanto para el grupo pre como post parto. Si fuera posible, colocar en corrales separados a las vaquillas de primera lactancia y a las vacas adultas, tanto para los grupos pre como post parto.

También, trate de minimizar los traslados a otros corrales. "En las grandes lecherías de hoy día, es común que a la vaca en transición se la traslade cinco veces más durante este período,” acota Corbett. "Cada uno de estos traslados requiere de un ajuste en la escala social en donde las vacas tiene que reestablecer su dominancia. "Esto casi siempre resulta en una disminución en el consumo de materia seca en un animal que ya está comiendo menos al acercarse su fecha de parto,” nos dice.

Durante este período crítico, Corbett recomienda prestar atención a:

• La formulación de la ración.

• Palatabilidad del alimento.

• Manejo del espacio de comederos.

• Confort de la vaca.

• Manejo cuidadoso y paciente de la vaca.

• Observación y rápido tratamiento de la fiebre de leche, cetosis y mastitis, si estas ocurriesen.
Back to news

Comments

 

Rate this News Article:

Spell Check

No comments have been posted to this News Article

Close