Sep 18, 2014
Home| Tools| Events| Blogs| Discussions| Sign UpLogin

Lesiones y residuos Lesions and residues

November 10, 2008
 
 
 

Los productores que no llevan buenos registros de las drogas utilizadas están en peligro
 

 

Los productores siguen poniéndose en situaciones de extremo riesgo, tanto desde el punto de vista legal como financiero, con prácticas negligentes en el manejo y registro del uso de los medicamentos.

Una encuesta realizada en el 2005 por el Servicio de Inspección para la Inocuidad de Alimentos (Food Safety Inspection Service) del Departamento de Agricultura de los EEUU (USDA) muestra que 670 de 94.570 (0,7%) bovinos de leche sospechosos sometidos a pruebas presentaron violaciones de residuos de antibióticos. Los números fueron peores para el 2006: 828 infracciones de antibióticos en 57.486 animales sospechosos (1,4%).

Todos los años vacas lecheras y becerros para engorde tienen el número más alto de violaciones de residuos. Encontrar residuos trae aparejado el decomiso de la media res- lo que significa una pérdida de ingresos para el productor lechero.
 

"Los errores ocurren, pero el gobierno federal tiene una política de 'tolerancia cero' respecto a la violación de residuos en todos los alimentos destinados al consumo humano, en consecuencia los productores de leche y de carne deben continuar trabajando para asegurar que se tomen las precauciones apropiadas” dice Barbara Knust, veterinaria que trabaja en el Centro de Salud Animal e Inocuidad de Alimentos de la Universidad de Minnesota.
 

Un estudio efectuado durante el 2002 por la Universidad de Colorado, McDonald's y la Asociación Nacional de Criadores de Ganado de Carne (NCBA) encontró que un 49% de los músculos superficiales de las vacas lecheras poseían alguna lesión resultante de una inyección. Esto representó pérdidas de casi US$70 por cabeza.

Registros poco serios. Un estudio de alcance nacional realizado por Pfizer en granjas lecheras con más de 200 vacas encontró que un 42% de los establecimientos no llevaban registros escritos completos de los tratamientos. Una encuesta de lecherías pequeñas y grandes de Pennsylvania realizada en el 2005 encontró que un 48% no llevaban registros escritos en forma consistente.
 

Y una encuesta realizada en el 2007 por la Universidad de Minnesota (U de M) mayoritariamente realizada sobre pequeños productores de Minnesota y de las Dakotas mostró que un 10% no llevaba ningún registro. La encuesta de la U de M además encontró que solamente un 30% de las granjas entrevistadas poseían protocolos escritos de los diagnósticos, y menos de un 40% tenían protocolos de tratamientos.
 

"Un treinta y tres por ciento de los productores de leche admitieron que a veces, raramente o nunca llevaban registros de los antibióticos suministrados” dice Knust. Empero ella les recuerda a los productores que la Ordenanza para la Leche Pasteurizada dice que todas las drogas suministradas a una vaca en lactancia deben quedar cabalmente registradas.
Ella dice que además los veterinarios deben ser consultados acerca del uso apropiado de las drogas. Por ejemplo, la Flunixina estuvo en segundo lugar detrás de la penicilina en los residuos detectados durante el 2005. "Esto es debido probablemente a que mucha gente suministra la droga en forma intramuscular (IM) o subcutánea (SC) en vez de hacerlo, como loindica la etiqueta o el prospecto adjunto, por la ruta endovenosa (IV)” dice Knust.

La Base de Datos para la Prevención de Residuos en Animales destinados al Consumo (FARAD) indica que la droga Flunixina no debe ser administrada en forma intramuscular (IM) o subcutánea (SC) debido a que tarda mucho más en desaparecer del organismo y provoca lesiones en el sitio de la inyección. "La FARAD recomienda un periodo de espera de 30 días para el sacrificio de ganado de carne si se administró una única inyección de Flunixina, pero extiende dicho periodo a 60 días si hubo múltiples inyecciones por vía IM. También se recomienda un período de descarte de la leche de 72 horas” dice ella. "A los fines de evitar semejante espera en el caso del ganado de carne, la Flunixina solo debe ser administrada en forma IV”.
 

Se deben seguir siempre las direcciones del etiquetado, al menos que un veterinario prescriba lo contrario. Sin embargo, cuando ocurre un caso de prescripción diferente a la que dice el etiquetado se debe especificar un tiempo de espera apropiado para el consumo.

Ejemplos de un uso distinto al indicado en la etiqueta incluyen dosis superiores o inferiores, cambios en la ruta de administración (de IV a IM) o utilizar la droga para alguna otra dolencia diferente de la que está especificada en la etiqueta o prospecto del envase.

"En estos tiempos adonde la preocupación del público respecto a los medicamentos utilizados en los animales para consumo está en aumento, debemos todos utilizar un criterio serio cada vez que tomamos una decisión” dice Knust. "Y debemos reasegurarnos con buenos registros para garantizar que no se encontrarán residuos al momento del sacrificio”.

Los lineamientos del Aseguramiento para la Calidad de la Carne indican que las inyecciones SC e IM deben ser administradas en el cuello para evitar lesiones en cortes importantes para el consumo tales como la grupa, el lomo o el tren delantero. Sin embargo la encuesta realizada en el 2007 por la U de M muestra que los productores siguen administrando la mayoría de las inyecciones en el tren posterior y en la grupa.

En un relevamiento reciente de la NCBA, un cuatro por ciento de las vacas lecheras presentaron lesiones medianas que iban del tamaño de una pelota de golf hasta el de una de softbol. Un tres por ciento presentó lesiones más grandes, con la zona afectada más grande que una pelota de softbol. Y otro 2% presentó lesiones extremas lo que significó que tuvieron que ser desechados cortes enteros de carne.

Knust recomienda que los productores trabajen con sus veterinarios para aprender técnicas de inyección seguras. Y recomienda emplear el cuello para las inyecciones con probabilidad de causar lesiones, como por ejemplo las inyecciones que requieren más de cinco milímetros de droga o vacunas que se sabe que provocan inflamación.
         


See Comments

FEATURED IN: Dairy Today - November 2008
RELATED TOPICS: Dairy, Espanol Version

 
Log In or Sign Up to comment

COMMENTS

No comments have been posted



Name:

Comments:

Receive the latest news, information and commentary customized for you. Sign up to receive Dairy Today's eUpdate today!

 

MARKETS

CROPSLIVESTOCKFINANCEENERGYMETALS
Market Data provided by Barchart.com
 
 
 
The Home Page of Agriculture
© 2014 Farm Journal, Inc. All Rights Reserved|Web site design and development by AmericanEagle.com|Site Map|Privacy Policy|Terms & Conditions