Jul 28, 2014
Home| Tools| Events| Blogs| Discussions| Sign UpLogin

The Wonders of Wheat Las maravillas del trigo

May 16, 2009
By: Anna McBrayer, Editor
 
 

Es súper fácil dejar que las vacas secas engorden demasiado. Después de todo, con lo único que se entretienen es llenándose la panza.

Con excesivas cantidades de una alfalfa altamente palatable y silo de maíz en la RTM (ración total mezclada), a las vacas les toma poco tiempo subir unos cuantos kilos; y a las vacas gordas nunca les sucede nada bueno.

Noah Litherland, especialista en nutrición de la Universidad de Minnesota, nos dice que "las vacas secas no son buenas moderando su ingesta de energía”.

"La mayoría de los forrajes en las lecherías son demasiado nutritivos para las vacas secas. Si se las deja, las vacas secas consumirán alrededor de 30% a 60% mega calorías más de lo que su cuerpo requeriría” nos dice.

"Una ingesta excesiva de nutrientes las lleva en consecuencia, a que las vacas secas se tornen metabolicamente perezosas,” nos dice Litherland. Demasiada energía en la dieta de las vacas secas lleva a un sinfín de desafíos:

• Resistencia insulínica que es similar a la diabetes tipo II de los humanos.

• Aumento de la movilización de grasa a través del hígado, que puede llevar a cetosis e hígado graso.

• Disminución en el consumo de alimento que resulta en desordenes metabólicos secundarios y desordenes de la salud.

No hay una sola manera de alimentar a las vacas secas en forma correcta, admite rápidamente Litherland. Pero cuanto más trabaja con dietas voluminosas y moderadamente energéticas, más se convence de que ese es el camino a seguir para la mayoría de los productores.

El ingrediente clave en las dietas moderadamente energéticas es el forraje voluminoso, de baja energía y palatable. La paja de trigo conjuga estas características. "Las dietas que contienen trigo permiten un acceso al alimento ad libitum y a la vez no dejan que la vaca consuma energía en exceso,” nos dice Litherland.

"El nivel de fibra detergente neutra de la paja de trigo hace que el rumen de la vaca se llene, y así ellas dejen de comer antes de consumir cantidades excesivas de energía.”

La dieta típica de vaca seca apunta a una ingesta diaria de 30 lb. de materia seca. La paja de trigo no puede representar más que un 30% de esto, o sea, 9 lb. En general es menos—4.5 a 7.5 lb./vaca/día.

"Las vacas secas tienen todo el día para deambular y elegir que comer según el tamaño de las partículas de la RTM,” acota Litherland. Por lo tanto para prevenir este tipo de elección, la paja debe ser procesada a un tamaño de menos de 2”. La paja de trigo debe ser procesada primero, separadamente, antes de agregarla a la mezcladora de RTM. También debe ser el primer ingrediente a cargar en la mezcladora para seguir siendo procesado y asegurarnos un mezclado adecuado.

Si su nutricionista usa el separador de partículas de Penn State, una buena regla a seguir es que del 10% al 15% de la paja de trigo debe permanecer en el cajón superior, y por lo menos el 50% en el inferior.

Los remanentes no deben superar el 10% del consumo calculado tanto en tamaño de partícula como en composición nutricional. Mayores porcentajes de remanentes nos sugieren que las vacas secas están eligiendo el alimento y con esto probablemente consumiendo demasiada energía.

Las dietas con paja de trigo también tienden a secarse con rapidez. Esto puede ser un problema si las raciones se suministran una vez por día, y aún peor si a las vacas secas se las alimenta una vez cada dos días. Considere agregar agua a la RTM para ajustar la materia seca a aproximadamente un 50%. Algunos productores utilizan un suplemento proteínico/mineral líquido en la RTM para mantener los ingredientes de la dieta unidos.

También se pueden utilizar otros tipos de paja. En orden de preferencia, a Litherland le gusta el trigo, luego la cebada y por último la avena. Las pajas de cebada y avena son más difíciles de procesar. La paja de avena tiende a ser más alta en potasio y proteína, se digiere más rápido y tiene una tasa de pasaje más elevada—todas características no deseadas para una ración para vaca seca.

Algunos productores han probado la paja de soya, pero no se puede procesar muy bien. O es muy grosera, lo que hace que la vaca pueda elegir, o se pulveriza y se reduce a polvo si se procesa demasiado.

Los tallos de maíz también pueden andar. Pero en general están contaminados con tierra y tienen un alto contenido de cenizas, lo que afecta la digestión y hasta puede afectar el sistema inmune. Los tallos de maíz en general también son almacenados en rollos que quedan a la intemperie, lo que los hace susceptibles a enmohecimiento. Mientras que puede que funcionen en invierno, Litherland sugiere, para evitarse problemas, cambiar a paja cuando empieza a hacer calor en la primavera.

Litherland recomienda ofrecer la dieta con paja durante todo el período seco. Tres semanas antes del parto, sumarle sales aniónicas y los minerales de la dieta de vaca pre parto al grupo más próximo al parto.

También recomienda mantener de 1 a 1 ½ lb. de paja en la dieta de las vacas post parto. La paja suministra volumen y consistencia en la dieta, lo que es bueno en aquellas vacas que están pasando de ser vacas secas a ser vacas en lactancia. Nos sugiere también mantener la paja en la dieta de vacas post parto durante las tres semanas post parto. Evite diluir demasiado la energía de la dieta de la vaca post parto ya que la energía es fundamental para evitar la cetosis post parto.



OTRAS FUENTES DE FIBRA

Si no encuentra paja de cualquiera de estos cereales, se pueden utilizar otros forrajes.

Aquí hay una lista de las ventajas y desventajas de cada uno de ellos:

Silo de maíz:
• Ventajas: agrega humedad, bajo en proteína, calcio y potasio, muy palatable.
• Desventajas: Puede ser muy alto en almidón y energía, poco factor de llenado, mucha separación por parte de la vaca. No debe conformar más del 50% de la materia seca del forraje para evitar que las vacas engorden demasiado.

Tallos de maíz:
• Ventajas: Baja energía, almidón; moderada cantidad de calcio, potasio; excelente volumen.
• Desventajas: Muchas cenizas, poca humedad, fácil de clasificar y separar, el moho puede ser un problema.

Silo de alfalfa:
• Ventajas: Moderada cantidad de energía, factor de llenado y una separación mínima.
• Desventajas: Alto contenido de proteína, potasio, calcio; limitar a 30% a 50% de la materia seca del forraje.

Silo de gramíneas:
• Ventajas: Moderada cantidad de proteína, energía, potasio, la separación no es tan importante como la paja seca. Bajo calcio.
• Desventajas: Mucho potasio si es de pasto orchard (2%), llevando a un elevado DCAD.

Heno de gramíneas:
• Ventajas: Moderada cantidad de proteína, energía. Alto factor de llenado.
• Desventajas: Alto contenido de potasio, separado, a veces difícil de procesar.

Silo de sorgo:
• Ventajas: Alto contenido de humedad; moderada energía, almidón; bajo en proteína, calcio.
• Desventajas: Puede ser alto en potasio, menos digestible.

Heno de rastrojo de soya:
• Ventajas: Alto contenido de fibra, moderado contenido de energía, bajo almidón.
• Desventajas: Alto a moderado contenido de potasio, alto contenido de calcio.

Cascarilla de algodón:
• Ventajas: Alto contenido de fibra; baja energía, calcio, proteína; palatable.
• Desventajas: ¿Rápida tasa de pasaje?

Cascarilla de avena:
• Ventajas: Baja energía, almidón, potasio, calcio.
• Desventajas: Poco voluminoso y rápida tasa de digestión y pasaje.

See Comments

FEATURED IN: Dairy Today - May 2009
RELATED TOPICS: Dairy, Espanol Version

 
Log In or Sign Up to comment

COMMENTS

No comments have been posted



Name:

Comments:

Receive the latest news, information and commentary customized for you. Sign up to receive Dairy Today's eUpdate today!

 

MARKETS

CROPSLIVESTOCKFINANCEENERGYMETALS
Market Data provided by Barchart.com
 
 
 
The Home Page of Agriculture
© 2014 Farm Journal, Inc. All Rights Reserved|Web site design and development by AmericanEagle.com|Site Map|Privacy Policy|Terms & Conditions