Jul 30, 2014
Home| Tools| Events| Blogs| Discussions| Sign UpLogin

Córtela con el maíz Cut the corn

June 16, 2008
By: Jim Dickrell, Dairy Today Editor
 
 

Cuando el maíz estaba a US$1,80/bu  era posible suministrarlo como si el mañana no existiera. El problema es que el mañana ya ha llegado.

Con el precio actual del maíz en la estratosfera, focalizar los esfuerzos en conseguir forrajes de buena digestibilidad- ya se trate de gramíneas, alfalfa o silo de maíz- redundará en buenos dividendos, tanto para la salud del rumen como en la producción láctea.
 
"Los precios altos del maíz brindan una oportunidad para reducir el almidón del maíz de la dieta sin consecuencias negativas", dice Randy Shaver, extensionista especialista en nutrición de vacas lecheras de la Universidad de Wisconsin. 
 
"Con cultivos para heno con poca fibra detergente neutra (FDN) y silo de maíz de alta digestibilidad, podemos suministrar una ración mayor de forraje y en consecuencia suministrar mucho menos maíz."
 
Y ahorrar muchos dólares. Ver la tabla (diapositiva #3). Shaver asume un precio mezcla del concentrado de 15¢/lb. de materia seca (MS) para el maíz, harina de soja y minerales/vitaminas. Si usted puede suministrar forrajes con alta digestibilidad y baja FDN, las cantidades de concentrado pueden ser tan bajas como 20 lb. MS/vaca/día (para un consumo total de MS de 50 lb./vaca/día) y los costos del concentrado podrán ser tan bajos como US$3/vaca/día.
 
Pero si se ve forzado a suministrar raciones de forrajes altos en FDN y de baja digestibilidad, los requerimientos de concentrado pueden subir a 12 lb. adicionales de MS/vaca/día, o US$1,80/vaca/día extra en costos de alimento. "Cuando suministra un forraje de baja calidad se puede observar un aumento significativo en los costos de alimento" dice Shaver. 
 
Por supuesto que la clave para obtener esos ahorros es cosechar los forrajes en el momento óptimo, con maduraciones tempranas, y luego ensilarlos adecuadamente para una optima fermentación y preservación.
 
De alguna manera, el trabajo de digestibilidad comienza con la selección de la variedad y del hibrido. La selección de híbridos de maíz, por ejemplo, es más que simplemente seleccionar considerando los rindes de grano- además hay que tener en cuenta las tasas de digestibilidad de la FDN y el tonelaje total de ensilado.
 
Algunos productores lecheros además han virado, debido a la alta digestibilidad de su fibra, hacia el maíz marrón de nervadura media (o BMR del inglés brown mid-ribbed). Las empresas que venden el maíz BMR dicen que los rindes de arrastre del mismo son hoy día mucho menos considerados que lo que fueron cuando recién fue introducido. Pero otros dicen que aun hoy los rindes pueden ser un tema de consideración. En consecuencia Shaver dice que, en la selección del hibrido, se considere tanto lo agronómico como los rindes.

Reduciendo el almidón. Un numero de investigadores, incluyendo a Shaver, han prestado atención a las raciones de hatos de alta producción (mas de 30.000 lb./vaca) y han encontrado niveles de almidón en sus dietas que fueron desde un 25% a un 30%. "Hemos observado este nivel de almidón tanto en hatos de alta producción como en ensayos experimentales" dice.

"Pero eso puede deberse a que el grano de maíz estaba barato en el pasado. Si bien es común este nivel de suministro de almidón, yo no creo que sea necesario. 
 
"Aparentemente podríamos reducir ese porcentaje a un 21% de almidón," dice Shaver, y esto se podría lograr a través de un número de estrategias:

  • Para reemplazar parcialmente los granos de maíz utilice subproductos altos en fibra y bajos en proteínas como la cáscara de soja.
  • Utilice subproductos altos en fibra y moderados en proteína, tales como granos de destilería, para remplazar parcialmente al grano de maíz y los suplementos proteicos. "Aunque los derivados de las destilerías han aumentado de precio junto con el maíz y la harina de soja, todavía tienen un precio por debajo del valor adonde ya no convendría utilizarlo como un producto base de la dieta", dice Shaver.
  • Utilice una proporción mayor de silo de maíz en la ración, prestando especial atención a la selección del hibrido, a la maduración de cosecha y humedad, al largo del corte y el procesamiento, y a la preservación.
  • Suministre silo de maíz con alto contenido de almidón.
  • Suplemente azúcares tales como melazas, sucrosa, derivados de panadería o, si es económico, derivados del suero lácteo. El contenido óptimo de azúcar en las raciones de las vacas es de un 5% a un 6%, aunque la mayoría de las dietas solo contienen un 2% a un 3% (en base a MS). En consecuencia, limite la suplementación con azúcar en 1 ½ lb. hasta 2 lb./vaca/día, cantidad que puede reemplazar hasta 3 lb. de maíz/vaca/día.
  • Suministre monensina. La monensina mejora la eficiencia alimenticia y provee energía equivalente a 2 lb. de maíz/vaca/día aproximadamente.

Conjuntamente, cerciórese que el almidón en el maíz suministrado sea de alta digestibilidad. Por ejemplo, el almidón del maíz con alto contenido de humedad es más digerible que el almidón que se encuentra en el maíz seco.

El maíz molido es más digerible que el arrollado; y, la manufacturación de los copos al vapor es mejor que arrollado en seco. El silo al principio de la maduración es mejor que al final, y el maíz arrollado o procesado es mejor que el maíz sin procesamiento alguno.

Aunque usted coseche el maíz para silo con un 30% a 35% de materia seca, tal cual lo recomendado, Shaver recomienda procesar el silo de maíz. Con esa humedad, el procesamiento rompe los marlos lo que redunda en un producto más consistente, de mejor compactación en el búnker y con menor discriminación por parte de los animales al ser consumido.

A medida que la humedad disminuye, el procesamiento para romper los granos de maíz se torna más importante. A un 40% o más de materia seca pueden existir de un 10% a un 15% de unidades de diferencia en la digestibilidad del almidón entre el silo de maíz procesado y el no procesado.

Lo mismo es cierto para el grano de maíz. El maíz seco arrollado, con un tamaño de partículas de 1725 micrones, tiene una digestibilidad del almidón del 75%. Muela el maíz y el tamaño de las partículas disminuye en dos tercios y la digestibilidad del almidón sube casi un 90%. Moler el maíz de alto contenido de humedad, si el mismo contiene un 27% a un 30% de humedad, significa solo una pequeñísima ventaja sobre el maíz arrollado respecto a la digestibilidad del almidón.

Finalmente, para desarrollar un programa optimo de alimentación, trabaje tanto con el equipo encargado de la nutrición como con el encargado de lo agronómico. Si desea reducir la cantidad de maíz que está suministrando y aprovechar reemplazos del maíz de menor costo, entonces su programa de forrajes es clave.

Necesita cultivar dicho forraje de manera apropiada, cosecharlo en el momento óptimo de maduración y humedad y luego preservarlo correctamente. Shaver dice que todas estas pequeñas cuestiones, si son bien realizadas, pueden representar buenos ahorros durante el tiempo en el que el precio del maíz se encuentre históricamente alto.

Aumentando el silo de maíz

 

Suministrar silo de maíz puede reducir drásticamente la necesidad del grano de maíz, el cual esta cada vez más caro.

"Dar silo de maíz es como suministrar una gramínea de alta digestibilidad con el agregado de un maíz de alto contenido de humedad" dice Bill Mahanna, gerente de Global Nutritional Sciences para Pioneer Hi-Bred International.

La digestibilidad de la fibra del silo de maíz (48 horas) es en promedio un 60% a un 62% comparado con la alfalfa que es del 50%. Esta digestibilidad más elevada reduce la necesidad de suplementar energía por medio de granos para ayudar con una alta producción láctea.

Mahanna no esta a favor de emplear silo de maíz como único forraje. Pero suministrar 60 libras de silo de maíz (consumido) junto con algún ensilado de alfalfa, dice, le permitirá reducir tanto el grano de maíz como la proteína suplementada.

"Si está suministrando algo de alfalfa de calidad debido a su proteína y raciones balanceadas según la cantidad de aminoácidos, usted puede bajar la proteína cruda total a 16% o 17%," dice.

Para suministrar exitosamente estos altos niveles de silo de maíz preste atención a los siguientes factores:

  • Cuantifique la cantidad de almidón en el silo de maíz mediante una prueba de forraje, y tome conciencia de que existen diferencias significativas debido a los híbridos y a las condiciones de cultivo.
  • Recuerde que el almidón en el silo de maíz y en los granos con alto contenido de humedad (más de 26% de humedad) se torna más disponible para el rumen durante el almacenamiento. En general, se verá un incremento del 2% en disponibilidad ruminal por cada mes de almacenamiento. En consecuencia, promediando la primavera, la disponibilidad del almidón puede fácilmente haberse incrementado en un 8% a un 15%.
  • Note este cambio en la digestibilidad del almidón en el laboratorio comparando una muestra congelada de silo tomada a los 60 días luego del ensilado con una muestra tomada en primavera.
  • Tenga un plan para trabajar con el tamaño de las partículas de todo el forraje. "Es el porcentaje de los diferentes forrajes en la ración lo que hace al tamaño de la partícula en la TMR (Ración Mezcla Total)" dice Mahanna. Cerciórese entonces de que tanto usted como el nutricionista, el encargado de suministrar el alimento y el de cosechar el forraje estén todos en la misma página respecto al tamaño de las partículas del silo de maíz y el ensilado de alfalfa y en la cantidad del daño del grano de maíz en el silo.
  • Use la caja separadora de partículas "Z-box" del Instituto Miner para monitorear las cantidades adecuadas de la fibra físicamente efectiva al corte y nuevamente de la TMR fresca a suministrar.
  • Monitoree frecuentemente el daño del grano de maíz a medida que se lleva el material para ser ensilado. No debe haber más que dos o tres granos más grandes que el tamaño de un cuarto de grano en dos manojos grandes de material triturado, dice Mahanna.
  • Cuantifique la digestibilidad de la fibra de todos los forrajes.
  • A los fines de reducir el encogimiento use un inoculante específico para silo de maíz. "Con el encogimiento se pierde el componente energético mas digerible y hay que reemplazarlo con una fuente de energía equivalente, tal como el maíz o el azúcar" dice Mahanna.
  • Monitoree continuamente a las vacas para que no se amontonen en los comederos y observe si hay discriminación al comer de los mismos. Ambas cosas pueden contribuir a que se desencadenen episodios de acidosis.
  • Efectúe la prueba de humedad a los ensilados en forma frecuente de manera tal que las proporciones forraje/grano de la TMR no cambien significativamente.

 

¿Cual es el valor del ensilado?

 

A medida que el precio del grano de maíz se va a las nubes, sube también el del silo de maíz.

Ryan Sterry, agente de extensión de Polk County, Wisconsin, junto con sus colegas han desarrollado una planilla de cálculo de fácil utilización para estimar un valor justo de mercado del silo de maíz tanto para la compra como para la venta.

Esta planilla de cálculo les permite a los usuarios cargar variables tales como rindes, precio del grano, costo de cosecha y pérdidas por almacenamiento.

Con un precio de maíz de US$4/bu, un rinde de granos de 150 bu/acre y rindes totales de 20 toneladas/acre, la planilla de cálculo estima el valor del maíz en el campo a US$30/acre.

Cuando el maíz se va a US$5/bu a esos mismos rindes, el valor del cultivo en el campo salta a US$36/ton. Y cuando el maíz trepa hasta US$6/acre, el valor del silo va hasta US$42/ton.

"Estos valores brindan un punto de partida a los compradores y a los vendedores como para comenzar la discusión  de lo que es justo para ambas partes" dice Sterry.
 

Para obtener la planilla de cálculo ir a www.dairytoday.com


 

 

 

See Comments

FEATURED IN: Dairy Today - June/July 2008
RELATED TOPICS: Dairy, Espanol Version

 
Log In or Sign Up to comment

COMMENTS

No comments have been posted



Name:

Comments:

Receive the latest news, information and commentary customized for you. Sign up to receive Dairy Today's eUpdate today!

 

MARKETS

CROPSLIVESTOCKFINANCEENERGYMETALS
Market Data provided by Barchart.com
 
 
 
The Home Page of Agriculture
© 2014 Farm Journal, Inc. All Rights Reserved|Web site design and development by AmericanEagle.com|Site Map|Privacy Policy|Terms & Conditions