Apr 18, 2014
Sign UpLogin

Lecciones aprendidas con la Paratuberculosis

December 3, 2012
By: Jim Dickrell, Dairy Today Editor
 
 

Investigaciones a largo plazo empiezan a arrojar respuestas.

Luego de más de una década de investigaciones, los veterinarios están empezando a discernir entre lo que funciona y lo que no respecto al control de la paratuberculosis (o enfermedad de Johne, como se la denomina en los Estados Unidos).

Dado que la paratuberculosis, provocada por una bacteria denominada Mycobacterium avium, subespecie paratuberculosis, es una enfermedad de curso muy lento, los estudios de investigación toman años en desarrollarse. No existe una solución mágica.

Los investigadores del Centro Nacional para las Enfermedades Animales del USDA (Departamento de Agricultura de los EEUU) en Ames, IA y las Universidades de California, Minnesota y Wisconsin has presentado un compendio con los resultados de 21 estudios de investigación. A continuación figura lo que se sabe acerca de los denominados "puntos críticos de control" para evitar la transmisión de la paratuberculosis en los hatos.

1. Manejo del corral de maternidad. Las investigaciones sugieren que las becerras lecheras son mas susceptibles a la infección con paratuberculosis dentro de las primeras horas de vida. Por consiguiente ha sido postulado que el tener corrales de parto individuales que se encuentran limpios entre partos debería reducir la exposición y las infecciones. Durante el 2005, tres hatos de Minnesota participaron en un estudio adonde de 456 becerras, cerca del 50% nacieron en corrales de parto individuales que se limpiaron entre cada uso y la otra mitad nacieron en corrales de parto adonde parían varias vacas. No hubo diferencias medibles en las tasas de enfermedad o de muerte de becerras. El seguimiento con pruebas de laboratorio se efectuó para determinar si había alguna diferencia en la ocurrencia de infección con paratuberculosis a medida que el ganado maduraba, y aun están pendientes los resultados finales.

2. Cría de vaquillas fuera del establecimiento. Durante el 2003, de un hato en California compuesto por 3,100 vacas, se criaron cerca de 800 becerras (Cohorte 1)en el mismo establecimiento que fueron trasferidas a un establecimiento de cría de vaquillas desde que cumplieron cinco meses de edad hasta los 20 a 22 meses(Cohorte 2). Del mismo hato se enviaron fuera del establecimiento otras 800 becerras desde el segundo día de vida hasta los 20 a 22 meses de edad (Cohorte 3). Estudios preliminares que incluyen hasta la segunda lactancia muestran una leve disminución en el porcentaje del ganado infectado con paratuberculosis cuando mas tiempo duro el tiempo de cría fuera del establecimiento. Los animales de la cohorte 1 arrojaron una tasa de infección del 4.6%; la cohorte 2, 3.6%, y la cohorte 3, 2.3%. Aun se encuentran pendientes los resultados que incluyen la tercera lactancia.

3. Manejo del calostro.

  • Tratamiento con calor del calostro. Investigadores de la Universidad de Minnesota han desarrollado un protocolo para el tratamiento del calostro en la finca utilizando calor llevándolo a una temperatura de 140°F por 60 minutos para reducir o eliminar los patógenos y conservar las proteínas que conforman las inmunoglobulinas (IgG). En un ensayo realizado durante el 2007 con 1,102 becerras recién nacidas, los niveles de IgG fueron significativamente mas altos y las tasas de enfermedad significativamente menores para las becerras a las cuales se les suministro calostro sometido al calor versus aquellas a las que se les suministro calostro sin tratamiento alguno. Aun están pendientes los resultados de las pruebas para la paratuberculosis.
     
  •  Sustitutos de calostro comerciales. En un estudio controlado durante el 2003, a 433 becerras de 12 lecherías de Minnesota se les suministró calostro materno crudo o un sustituto de calostro comercial. Un 12% de las becerras del grupo que recibieron calostro crudo fueron más tarde diagnosticadas como positivas a la paratuberculosis comparadas con un 8% del grupo que recibió sustituto de calostro. Sandra Godden, veterinaria de la Universidad de Minnesota dice que "el análisis de sobrevida indicó una reducción de un 44% respecto al peligro de infección con paratuberculosis para el grupo alimentado con sustituto de calostro"

4. Programas de suministro de leche. En un estudio de investigación realizado durante el 2002 a 438 becerras y becerros se les suministró leche de descarte pasteurizada o un sustituto (20:20) lácteo comercial hasta el destete. No hubo diferencia en el riesgo de contraer paratuberculosis. Pero los animales a quienes se les suministró leche pasteurizada tuvieron una mejor producción de leche durante sus dos primeras lactancias además de una mayor longevidad en el hato. Godden dice que "estos resultados sugieren que suministrar leche de descarte pasteurizada puede ser una parte efectiva de un programa abarcativo de control de la paratuberculosis".

5. Manejo del ganado adulto. Resultados de pruebas efectuadas en vaquillas de reemplazo durante un estudio realizado en el 2004 demuestran que las vaquillas criadas en hatos con bajo riesgo para la paratuberculosis que luego son introducidas dentro de un hato infectado con paratuberculosis tuvieron menos chances de tener pruebas positivas comparadas con sus compañeras de hato criadas en hatos infectados. Pero, según los investigadores, esta reducción en la positividad a las pruebas se pierde con la permanencia en el tiempo en el hato.

6. Vacunación. En un ensayo en Wisconsin durante el 2009, 162 vacas fueron vacunadas contra la paratuberculosis con una vacuna inactivada y luego comparadas con 145 vacas del mismo hato no vacunadas. El ganado vacunado tuvo tasas de cultivos positivos en el estiércol menores, menos chances de desarrollar paratuberculosis clínica, y si la desarrolló, tomó más tiempo en mostrar signos clínicos. Las vacunadas además permanecieron por más tiempo en el hato. Pero la sobrevida general del hato no fue diferente, tampoco lo fue la producción total de leche o el tiempo que tomó para quedar preñadas por lactancia. La vacunación también disminuyó la prevalencia de la bacteria en materia fecal del hato, sugiriendo que la vacunación podría ser una parte efectiva de un programa de control para la paratuberculosis.
 

See Comments

FEATURED IN: Dairy Today - December 2012
RELATED TOPICS: Herd Health, Animal Welfare

 
Log In or Sign Up to comment

COMMENTS

No comments have been posted



Name:

Comments:

Hot Links & Cool Tools

    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  

facebook twitter youtube View More>>
 
 
 
 
The Home Page of Agriculture
© 2014 Farm Journal, Inc. All Rights Reserved|Web site design and development by AmericanEagle.com|Site Map|Privacy Policy|Terms & Conditions